miércoles, 22 de julio de 2009

Todos los días son sábado

Hace meses estuve planeando mi año sabático y por fin, desde hace un tiempo, estoy desempleada. Parece irreal poder dormir todos los días hasta la hora que quiero, no diferenciar un sábado de un lunes, estar en pijama a media mañana acurrucada en la cama de mis papás viendo tele... esto sí es vida!

Aunque mis papás han recibido con mucha alegría la idea de que este más tiempo en la casa, no todo es felicidad en el paraíso.

  • Ahora mis papás esperan que haga mi cama y arregle mi cuarto: puede sonar a nada para la gente que trabaja 48 horas o más a la semana, pero mientras menos obligaciones tienes, más te cuesta cumplir con las más pequeñas tareas.
  • En lugar de llevarme el desayuno a la cama como siempre lo habían hecho, ahora quieren que baje a las 6:00a.m. para tomarlo en familia. Ya no les da pena que tenga sueño ni que descanse menos, porque saben que descanso de más a diario.
  • Me obligan a comer menestras y verduras. Sí, es cierto. Hace ya bastante tiempo que cuando cocinaban algo que no me gustaba, me preguntaban qué quería que me preparen . Ya no más. Oficialmente me he vuelto 10 años menor.

En contra parte, cuando hago berrinche, me hacen caso y me engríen más. Oh sí!

domingo, 21 de junio de 2009

Cómo podrían dejar por lo suelos los regalos que con tanto amor pensaste para tu papi?

Cuando llega tu hermana y le regala un carro >:(




(Bueno, en realidad estoy muy feliz que te hayan dado tan buen regalo, y espero poder darles pronto un viaje a Europa)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Esta nena esta reloca

jueves, 5 de marzo de 2009

Feliz aniversario

No sé si mis papás siguen enamorados y no es algo que se pueda andar preguntando tampoco. No estoy segura que después de tantos años eso exista. Creo en el compromiso y la lealtad. En un enamoramiento eterno... no mucho. Me pregunto si en algún momento pensaron en separarse o tuvieron dudas, pero uno tampoco puede andar preguntando eso. De cualquier forma dudo que eso pueda haber pasado.
Envidio la vida fácil y tranquila de cuando se conocieron, cuando podías llegar a la cima del mundo antes de los 25 y tenerlo todo. No me imagino a mis papás como enamorados o novios, y hasta me da cosa hacerlo. Sólo los recuerdo sacrificándose de mil formas por nosotros, preocupándose, atendiéndonos. No sé si merecíamos tanto, y lo agradezco infinitamente. Debería pedirles perdón, por dar por sentado que me merecía todo lo que me dieron y exigir mucho más, y por haber descubierto tan tarde que lo que hicieron por mí valía tanto. Debería decirles muchas cosas, pero no soy buena con las cursilerías, además seguro ya lo saben.
Ojalá algún día también celebre 38 años de matrimonio, y también mis hijos se den cuenta que sí, a pesar de todo, todo el tiempo tuvieron una linda familia.

domingo, 1 de febrero de 2009

Aprendiendo con Cys - La crisis económica

video

jueves, 8 de enero de 2009

Cambios

No soy una persona que acepte bien los cambios. Me da nostalgia saber que hace no mucho (parece como si no fuera mucho, pero en realidad sí lo es) bastaba que fuera viernes para que todas estuvieran dispuestos a hacer planes y reunirnos. La última reunión tuvo como preámbulo 200 mails eligiendo fechas que no interfirieran con ninguno de sus miles de viajes pendientes. Es cierto que me alejé de todas cuando la vida todavía era más fácil, que muchas veces no fui a sus reuniones por desidia, que incluso algunas me dejaron de caer bien temporalmente. Ya no sé ni cómo nos juntamos nuevamente y se convirtieron incluso en más cercanas e importantes para mí que en las épocas de colegio. Para mí sorpresa me consideraron inmediatamente su mejor amiga y después de años de no recibir llamadas de ustedes, me llamaban para contarme cada cosa importante que les pasaba.

Tuvimos un grupo muy grande de amigas, pero ustedes dos las quiero como hermanas. M cambió demasiado, y G sigue igualita desde que nos hicimos amigas en primer grado. M, ahora eres exitosa y te volviste super regia, tanto que me avergonzaba caminar junto a ti en la playa el verano pasado. G, tú siempre fuiste la más regia y por eso te admiro hasta ahora. Las dos están más lindas cada vez que las veo. Ahora cada una por su lado me llaman para contarme que se van. Suena cursi, pero me siento un poco perdida. Ahora a quién llamaré a contar todo lo que me pasa? Me acostumbré a llamarlas cuando estaba aburrida, molesta o emocionada. Contaba con ustedes más de lo que se imaginan. M , sé que volverás en un par de años, para mi suerte pareces estar anclada acá y no creo que hagas vida en otros lares. G en cambio, eres con la que siempre podía contar y ahora dices que nada te ata y que odias estar en Lima. Sé que si te va bien nada en el mundo te hará regresar. Me vieron crecer, sus papás son mis tíos, nuestros papás son amigos, dormí en sus casas tantas veces, viajes, fines de semana en la playa... sólo en el colegio se pueden hacer amistades así. Nuestra amistad es irreemplazable y me duele perderlas más de lo que esperaba.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Parentesis

A veces a altas horas de la noche cuando no hay nada más que hacer que pensar, aparecen los pensamientos recurrentes. Frustraciones por lo que quiero y no tengo, nostalgia por lo que tuve y se fue, o calma por lo que tengo y aprecio. Las frustraciones son siempre las mismas, siempre tendré como obstáculo miles de limitaciones. Hoy en un arranque de lucidez o tal vez un simple exceso o de entusiasmo me dije: por qué no? Y sí, cuando uno esta más calmado, ve que en verdad los obstáculos son sólo mentales, y en el ajetreo de la vida ocupada no tenemos tiempo de escoger qué queremos hacer. Acabo de decidir darme un año sabático. Hasta ayer eso parecía imposible a simple vista. Hoy veo que puedo renunciar mañana si se me da la gana y echarme a ver tele y hornear galletitas los próximos meses. Me programé para ahorrar y seguir trabajando. Creo que ha llegado el momento de programarme para cosas mejores.
Me iré a dormir y mañana despertaré pensando que renunciar es imposible y que fui una ingenua total cuando escribí esto, pero lo dejo publicado para mí, con la esperanza de convencerme.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Alguien entiende (lo que han querido decir)? Alguien? IV

Nunca he creído en los estereotipos. No creo que las rubias sean tontas, ni que las mujeres que no se interesan por su apariencia sean más inteligentes, o que las modelos no tengan cerebro... pero siempre hay quienes hacen honor a los clichés.



Este vídeo ha sido tomado del blog de Atormentado






martes, 28 de octubre de 2008

Alguien entiende? Alguien? III

Advertencia: Este post esta dirigido a nuestro público femenino. Entendemos que el público masculino no encuentra nada extraño en estos comportamientos.

No entiendo a los urinarios. Por qué en pleno siglo XXI, con tanta elegancia, sofisticación y modernidad disponible, se empecinan en mantener el esquema primitivo de tener a un montón de hombres actuando en frente de cualquiera que pase por ahí. O sea... no les parece perturbante hacer eso en frente de todo el mundo? Dónde esta el pudor? Dónde esta el asco? Tampoco entiendo por qué los urinarios siempre tienen un espejo al frente que da a la puerta, como si algún morboso haya querido planear todo esto a propósito para que hombres y mujeres se ganen con todo. Cuando ya entro en confianza con un hombre a veces le pregunto: Y tú usas los cubículos o los urinarios? Y así ya saco mi línea de qué clase de persona son.

No entiendo porque los camerinos de los hombres estan diseñados siempre para que todos se vean calatos. Se bañan en frente de todos, caminan y se pasean seguro que hasta más de lo necesario. No les pueden poner cortinitas? Me parece también una costumbre demasiado primitiva e innecesaria.

No entiendo a las parejas de esposos que van al baño y no cierran la puerta, y pueden estar los dos al mismo tiempo en el baño haciendo cosas distintas. Por qué? Por qué? Por qué? no les incomoda? No les da vergüencita? No les preocupa lo que su esposo/a pueda pensar?

lunes, 6 de octubre de 2008

Tarde o temprano salta el conejo...

Nadie tiene culpa o mérito por los padres que tiene y sin embargo al casarte con alguien creo que es un factor importante a tener en cuenta. Las estadísticas dicen que los hijos de padres divorciados o los que son producto de un mal matrimonio, son más propensos al divorcio o terminan fregándote mal. La experiencia me dice que probablemente aciertes si asumes que el fruto no cae lejos del árbol, y que al final lo más predecible es que todos terminemos siendo producto de nuestra crianza. La relación que tengo con mis papás no es siempre maravillosa ni mi vida es feliz como un cuento de disney, pero para mi vale todo la imagen que tengo de ellos. Creo en la importancia de ser una persona "de buena familia", y no me refiero al nivel social, económico, ni al color de piel. No imagino lo que debe ser saber que uno de tus padres le sacó la vuelta al otro, ni cómo será tener un concepto patético y vergonzoso de tus padres, lo que puede ser tener un padre vulgar que insulta a su familia, que siempre se quiera "hacer el vivo", los que viven de acuerdo a la criollada, a la ley del menor esfuerzo, los que te mienten cínicamente en tu cara, que usan a sus hijos a su antojo y no buscan su bienestar como un fin sino como una pantalla. Todos nos equivocamos, pero el no preocuparse por al menos ser un ejemplo o tener la capacidad causar admiración en tus hijos, es una vergüenza.

Ayer una amiga cercana me llamó sorprendida porque se enteró que su ex esposo siempre manipulaba a su hija para ponerla en su contra. Ella, una chica con valores (por último, una chica "normal"), no podía más con la impotencia de no poder entender porque le parecía tan increíble a lo que puede llegar cierta gente. Los divorcios siempre dejan malos sabores de boca, no importa que tan civilizados sean. Siempre me pongo a pensar en "el otro lado de la historia", a pesar de que en este caso el infeliz le sacó la vuelta, por lo que me parece asqueroso querer aprovechar que la hija aún no sabe la verdad para usarla y querer ponerla de su lado. Pero todo algún día sale a la luz, y esa hija sabrá finalmente quién es el culpable de que no pueda tener una familia normal. No podrá ocultar por siempre que su padre es tan patético que prefirió revolacarse con otra en lugar pensar que su "no importa, sólo quiero ser feliz" acabó con la familia de su hija. Por ello no sorprende que ahora prefiere ponerla en medio de sus mezquindades para que pueda participar más vívidamente de su divorcio. Hace inevitable que tenga que pensar en estas cosas a que viva pensando sólo en juegos y el colegio. Le encanta manipularla: "pero si te vas con tu mamá yo me voy a quedar solito y tú quieres eso…?"… "estoy llorando porque vas a pasar la navidad con tu mamá y no conmigo".

Qué tiene en la cabeza este idiota? Acaso puede tener una mente tan retorcida que piense que va a ser bueno forzarla a escoger y sentirse mal? No sé si piensa, supongo que no. Por suerte para mi amiga, la hija no es nada tonta. Es una niña tan inteligente, que su lucidez para entender las cosas siempre me sorprende. Sabe que su papá es un mentiroso. Se da cuenta que es una bajeza que su papá siempre le pida que le oculte cosas a su mamá y ella premia el amor que sabe que su mamá tiene por ella contándole todo, y lo hace con miedo de que su papá se moleste con ella. Cualquier padre que ponga sus mezquindades por encima del interés de sus hijos, se merece una vida miserable, pero lo peor que van a recibir es la descalificación y vergüenza de su hija. O esta persona es tan imbécil que piensa que sus repetidas estupideces no lo descalifican como padre? Seguro se cree un padre buenísimo, super preocupado y responsable. Las estupideces que hace todos los días no las piensa, no le importan. Sólo piensa en él mismo. Me da pena que esta niña tenga que saber todo esto, y a la vez siento una satisfacción culpable porque sí se da cuenta, y porque el infeliz no va a quedar impune. Escucha bien recontra bruto, mi amiga es buena pero no cojuda y para tu mala suerte es super vengativa. Todas las que hagas las va a pagar, no te preocupes por eso.